¿Qué es una alarma de grado 3?

Existen negocios que debido a sus particularidades necesitan contar con un grado de seguridad medio-alto. Allí donde se requiere un nivel de seguridad especial, como es el caso de instalaciones o locales que son susceptibles de un elevado riesgo de robo, la instalación de una alarma grado 3 es imprescindible. De esta manera, negocios como joyerías, galerías de arte y farmacias deben contar con este tipo de alarma.


Pero, ¿en qué consiste una alarma de grado 3? Se trata de una alarma de instalación obligatoria. Según la Orden Ministerial INT/316/2011, la Norma UNE 50132 y la Norma UNE-EN 50131-1, la contratación de este tipo de alarma es necesaria para salvaguardar la seguridad privada. Los países que conforman la Unión Europea deben adherirse a estas leyes.

¿Cómo funcionan las alarmas de grado 3?

Este tipo de alarmas funcionan a través de una conexión CRA (central receptora de alarmas), o a un centro de control. Así, la central es la encargada de analizar las señales de la alarma. Adicionalmente, estas alarmas funcionan con vigilancia a través de cámaras de vídeo, que deben situarse en cada uno de los puntos sensibles del negocio o establecimiento.

Características técnicas de las alarmas de grado 3

Entre las características que debe cumplir una alarma de este nivel, cabe mencionar las siguientes:

  • El sistema de alarma no debe permitir que esta sea neutralizada por el asaltante. Para ello, debe contar con un sistema anti-enmascaramiento de detectores, o un sistema anti-inhibidores de frecuencia.
  • El sistema debe contar con cámaras de videovigilancia. Estas han de colocarse en los puntos más vulnerables del establecimiento. De esta manera, cualquier movimiento sospechoso quedará registrado.
  • El sistema debe estar conectado a la central receptora de alarmas normativa. La central provee de asistencia las 24 horas del día, durante los 365 días del año. Los especialistas de la central serán los encargados de enviar la ayuda necesaria de forma expedita.
  • El sistema ha de contar con doble vía de transmisión con la central receptora de alarmas.

Elementos recomendados de las alarmas de grado 3

Para asegurar un adecuado grado en seguridad privada, es recomendable que la alarma cuente con algunos elementos que complementan aquellos que son obligatorios. Algunos de estos pueden ser:

  • Servicio de intervención: encargado de enviar vigilantes al establecimiento tan pronto como se suscita la emergencia. Los vigilantes verifican lo que ha sucedido en el negocio y facilitan el acceso a los cuerpos de seguridad estatales.
  • Sirenas localizadas en el exterior e interior del establecimiento: son elementos disuasivos que se instalan con la finalidad de poner nerviosos a los asaltantes. Estas logran que los ladrones huyan.
  • Pulsador de emergencia: es un dispositivo muy útil en caso de que un solo trabajador se encuentre en el establecimiento. El pulsador permite realizar una llamada a la central receptora de alarmas normativa.
  • Niebla de seguridad: se trata de varios dispositivos que emiten una sustancia blanca que impide la visión. Los dispositivos se activan una vez que la alarma avisa ante la intrusión. Así, los ladrones se ven obligados a abandonar el establecimiento al no poder observar lo que desean robar.

¿Qué negocios necesitan una alarma de grado 3?

Según la Orden Ministerial INT/316/2011, la Norma UNE 50132, y la Norma UNE-EN 50131-1 se ha unificado el grado en seguridad privada de algunos negocios. Esto se debe al riesgo de robo en determinados establecimientos. Así, la alarma de grado 3, calificada como de riesgo medio-alto, ha de instalarse en cualquiera de los siguientes tipos de negocios:

  • Entidades bancarias y crediticias
  • Armerías
  • Joyerías y negocios de compraventa de oro
  • Museos, tiendas de antigüedades y galerías de arte
  • Farmacias
  • Estaciones de servicio y establecimientos que suministran combustibles y carburantes
  • Casinos, salones de juegos, despachos de apuestas, salas de bingo y administraciones de lotería
  • Empresas de seguridad privada

 

Así, el Ministerio del Interior es el encargado de velar por el cumplimiento de la ley y las normas relativas a la instalación, mantenimiento y actualización de los sistemas de seguridad.
La fecha límite para que estos tipos de negocios se pongan al día con los sistemas de alarma de grado 3 es el 18 de agosto de 2021.
Si un negocio está obligado a instalar o actualizar su sistema de alarmas y no lo hace, estará sujeto a una sanción económica importante, en caso de inspección.

Requisitos de un sistema de grado 3

En los casos en que el negocio se encuentre dentro de la clasificación de grado 3, debe cumplir con requisitos muy específicos en cuanto a:

  • Quién puede llevar a cabo las operaciones de instalación y mantenimiento del sistema de seguridad (artículo 39 del Reglamento).
  • La aprobación de los materiales empleados (artículo 40 del Reglamento).
  • La certificación de la instalación del sistema (artículo 42 del Reglamento).
  • Las revisiones del sistema de alarmas (artículo 43 del Reglamento).

En relación a los requisitos generales, se destacan los siguientes:

  • La instalación y mantenimiento del sistema de alarmas ha de llevarse a cabo únicamente por empresas de seguridad homologadas oficialmente.
  • Todos los materiales de seguridad que conforman el sistema de alarma deben cumplir con las Normas UNE y UNE-EN.
  • Todos los dispositivos que conforman el sistema deben corresponder al grado 3.
  • El sistema debe constar con una doble vía de transmisión con la central receptora de alarmas. De esta forma, el sistema es capaz de funcionar ante un sabotaje.
  • Todo el sistema debe contar con videocámaras. Estas deberán estar conectadas con la central receptora de alarmas. Así mismo, se requiere de una caja fuerte con tecnología de punta, y de un detector sísmico que aumenta la seguridad de la caja fuerte.
  • En caso de instalarse sirenas exteriores, debe colocarse el nombre y teléfono de la central receptora de alarmas correspondiente.

Precios de las alarmas de grado 3

El coste de un sistema de alarmas de grado 3, que incluye los componentes mínimos exigidos por la ley, así como la instalación, corresponde a una cifra aproximada de 1500 euros.
Con respecto al precio orientativo de cada elemento, se especifica cada coste a continuación:

  • Una central que incluye un transmisor de alarmas vía GPRS: 450 euros.
  • Dos unidades de detectores: 65 euros.
  • Dos elementos de contacto magnético: 55 euros.
  • Detector de golpes, o bien de rotura de cristales: 45 euros.
  • Detector para una caja fuerte: 90 euros.
  • Seis unidades de detectores de golpes inteligentes, que incluyen procesamiento de señales: 35 euros.
  • Una sirena bitonal para uso interno: 30 euros.
  • Un pulsador de superficie: 25 euros.
  • Un componente DVR de sobremesa con cuatro canales: 215 euros.
  • Dos unidades de domos antivandálicos para uso interno: 90 euros.
  • Un arcón de seguridad: 200 euros.

Además de la instalación del sistema de alarmas, es necesario tener presente el coste del IVA, así como la cuota anual de conexión a la central receptora de alarmas, equivalente a 180 euros.
Adicionalmente, se requiere del mantenimiento preventivo obligatorio que se realiza anualmente, y que tiene un coste de 50 euros aproximadamente.