5 errores graves sobre seguridad del hogar

Seguridad del hogar 5 errores

No cabe duda de que instalar un equipo de seguridad en nuestra vivienda supone una garantía de protección para nuestra familia y nuestro hogar. Lo primero que se debe realizar es un estudio de las características propias de cada espacio de la casa (entrada, interior, pasillos, ventanas, jardín) para diseñar el sistema de seguridad del hogar que más se ajuste a nuestras necesidades. Una buena planificación previa evitará errores posteriores, como la aparición de puntos ciegos en equipos de vigilancia o zonas de acceso sin controlar. De nada sirve instalar alarmas para casa si descuidamos, por ejemplo, lo que sucede en alguna de las ventanas o en las escaleras.

A continuación presentamos una pequeña guía de los 5 errores más habituales a la hora de colocar un equipo de seguridad en una vivienda. De no caer en ellos depende en gran medida la futura tranquilidad de nuestra familia.

1. No asegurar el primer piso

Con mucha frecuencia protegemos muy bien zonas de riesgo evidente, como ventanas o accesos de sótanos y plantas bajas, mientras que hacemos poco hincapié en la planta superior. Los ladrones saben que los balcones y ventanas de esa zona van a tener un nivel de seguridad menor, por lo que es allí donde concentrarán sus esfuerzos. No les importa tener que trepar para llegar a un punto vulnerable, e incluso agradecen tener a mano un árbol con ramas que lleguen al objetivo o una escalera que hayamos guardado en un cobertizo sin llave. Por tanto, no se lo pongamos fácil.

2. Establecer contraseñas o códigos de acceso demasiado evidentes

Este es otro error en el que caemos con frecuencia. Si ponemos como números de acceso los dígitos correspondientes a una fecha evidente u otro número conocido por nuestros amigos o familiares, esta información puede ser adivinada también por los ladrones. ¿Quién no ha usado la fecha de su boda o el nombre de su hijo como contraseña alguna vez? Seamos, pues, originales y cuidadosos con esta información, evitando compartir los códigos con nadie. También es recomendable que cada componente de la familia tenga una contraseña distinta.

3. Uso incorrecto de las cámaras de seguridad

La elección del tipo de cámara a usar en cada zona es fundamental. Así, para controlar el exterior de nuestra vivienda o el aparcamiento optaremos por un aparato con gran angular, que nos proporcionará un amplio espacio de vigilancia. Sin embargo, si lo que queremos tener controlado es la puerta de entrada, lo ideal será emplear un equipo que transmita una imagen nítida de la cara de la persona.

 

4. No hacer uso del sistema de seguridad todos los días

Las alarmas para casa no sirven de nada si no se utilizan. Tanto los propietarios de la casa como el resto de miembros de la familia han de mentalizarse de que tienen que activar el equipo de seguridad del hogar aunque estén en casa o piensen que van a volver enseguida. Si el último en salir activa la alarma, el hogar siempre estará protegido. Y, por supuesto, esto vale también a la hora de irnos a dormir.

5. Y, por último, un consejo de sentido común: Cuidado con lo que tiramos a la basura

Nuestra basura no tiene boca, pero habla por nosotros. Si tiramos allí los embalajes de nuestros aparatos electrónicos (televisiones, móviles, equipos de sonido, etc.), se lo estamos poniendo muy fácil a los amigos de lo ajeno, que sabrán exactamente qué buscar dentro de la vivienda. Si tenemos cuidado con lo que arrojamos a la basura, evitaremos que esta se convierta en un auténtico catálogo para los ladrones. Así que más vale emplear otro lugar para deshacernos de cajas, albaranes de entrega o recibos. Y si es lejos de casa, mucho mejor.

Si te han gustado estos consejos de seguridad para tu hogar, te pedimos que compartas tus propias medidas de seguridad para que todos podamos aprender y llevar nuestra seguridad a otro nivel.

¡No te olvides de compartirnos!

Grados de seguridad y los sistemas de alarma

Grados de seguridad de sistemas de alarma

¿Cómo elegir el grado que necesito?

A la hora de elegir el tipo de alarma de seguridad que necesitamos no nos solemos plantear que existan varios grados de seguridad. A continuación os detallamos los diferentes grados que existen dentro de la seguridad y que tipos de normativas tienen que cumplir las empresas de seguridad instauradas a nivel nacional en España.

Es en el artículo 2 de la orden ministerial INT/316/2011 donde se definen hasta cuatro grados de seguridad dentro de los sistemas de alarma, incluyendo las definiciones de cada uno de ellos. Esta división se basa en varios factores, que desglosamos a continuación. En cualquier caso, a mayor número, mayor nivel de seguridad.

El grado de seguridad de los sistemas en España

  1. Grado 1, de bajo riesgo: Son sistemas de alarma que utilizan señales acústicas disuasorias, pero que no van a ser conectados a ninguna central de alarmas o sala de control.
  2. Grado 2, de riesgo bajo a medio: Engloba las alarmas para el hogar, pequeños negocios, comercios y empresas en general que vayan a estar conectadas a una central de alarmas o, en su defecto, a un centro de control. En nuestro comparador de alarmas, podemos comparar precios de alarma para el hogar y pequeños negocios en menos de 1 minuto. Probablemente todos conozcamos empresas del sector que instalen este tipo de alarmas como Securitas Direct, Tyco, Prosegur que son grandes expertos en seguridad para casas y empresas.
  3. Grado 3, de riesgo medio a alto: Se refiere a negocios que estén obligados a contar con medidas de protección, y a cualquier otra instalación industrial o comercial en la que, bien sea por la actividad que desarrolla o por cualquier otro motivo, sea obligatorio contar con una conexión a una central de alarmas o a un centro de control.
  4. Grado 4, de alto riesgo: Este nivel incluye las llamadas infraestructuras críticas, como cualquier instalación militar, polvorines o empresas que por su actividad tengan almacenados explosivos, o compañías de seguridad que custodien metales preciosos, valores, dinero en efectivo o sustancias peligrosas, ya tengan o no obligación de conectarse a centros de control o centrales de alarma.

 

Seguridad privada en España

En cualquier caso, cada equipo de seguridad empleado como alarma para casas o negocios tiene que poseer los certificados que estipulan las normas de la Unión Europea: UNE-EN 50130, 50131, 50132, 50133 y 50136, así como la norma española UNE CLC/TS 50398.

Estas certificaciones han de incluirse con los equipos y siempre debemos exigirlas a la empresa que nos instale el sistema de protección.
Hoy en día, la inmensa mayoría de sistemas de alarma que se instalan como Grado 1 atendiendo a la ley son en realidad de Grado 2 (vayan a conectarse o no a una central receptora de alarmas).

Conclusiones sobre que tipo de sistema de alarma elegir

Así mismo, si optamos por un sistema de Grado 2, es aconsejable completarlo con algún dispositivo de videovigilancia, siendo completamente obligatorio en los supuestos del Grado 3. Comentamos esto porque la videoverificación es muy importante para confirmar la intrusión y poder dar el aviso a las fuerzas de seguridad. Por ello, recomendamos usar sistemas combinados de alarma y videovigilancia para garantizar la protección completa de su hogar o de su negocio.

Sistemas de alarma de seguridad

No olvides dejar tus comentarios con tus opiniones, son muy importantes para nosotros. Nos ayudan a seguir mejorando cada día en ofrecerte la información más completa sobre la seguridad en España.

¡También puedes seguirnos en las redes sociales y consultar nuestro blog para más artículos!