Dónde poner las cámaras de vigilancia

Actualmente se encuentran una gran variedad de cámaras de seguridad interiores y exteriores que un propietario puede instalar por sí mismo. Algo muy importante es decidir dónde colocarlas. Queremos darte algunos consejos para que obtengas mejores resultados con tu sistema de videovigilancia, colocando tus cámaras en el sitio adecuado.

Cámaras de vigilancia en el exterior de edificio

Consejos para la colocación de cámaras de vigilancia

Investiga la historia de su casa preguntando a los propietarios o arrendadores anteriores si ha habido allanamientos anteriores y en qué parte de la propiedad se produjeron.

analiza las áreas más vulnerables de su casa. Algunas de ellas serán zonas más comunes, como la puerta principal, pero debes establecer qué vulnerabilidades tiene tu propiedad individual. Las áreas susceptibles también podrían incluir ventanas y puertas secundarias o áreas de la casa con poca iluminación.

Asegúrate de que tus cámaras de seguridad no se vean perturbadas por los algunos elementos, como las plantas de tu jardín que pueden crecer y cubrir la visión de las cámaras. Evita colocar las cámaras en un lugar donde sean perturbadas por resplandor del sol, esto puede causar que las imágenes que se capten sean afectadas.

La protección contra la intemperie y la visión nocturna son características adicionales que pueden mejorar la eficacia de tus cámaras, asegurando que funcionen correctamente en todas las condiciones.

Los mejores lugares para instalar cámaras de seguridad en el hogar

La propiedad, el presupuesto y las prioridades de seguridad de cada uno son diferentes, por lo que no hay una norma universal para los mínimos de las cámaras de seguridad. Analiza todas estas áreas e identifica cuáles son las más importantes en base a las vulnerabilidades de tu edificio.

Exterior: Puerta de entrada

Se puede asumir que los intrusos siempre se cuelan en las entradas laterales, pero las estadísticas muestran que el 34% de los ladrones usan la puerta principal. También es donde es probable que los ladrones de paquetes ataquen. Una cámara en la entrada principal vigila a todos los que entran y salen de tu casa, desde familiares, visitas, personal de mantenimiento, repartidores y más. Los videoporteros son una buena elección para la puerta principal, en conjunto con otra cámara exterior dirigida al patio o al garaje.

Puerta principal de vivienda y cámara de vigilancia
Cámara de vigilancia pegada la pared exterior

Exterior: Puertas traseras y laterales

Las puertas secundarias permiten a los visitantes entrar sin ser detectados. Para asegurar el pleno control de todos los que entran y salen, una solución es instalar cámaras a sus puertas secundarias, especialmente si una de ellas se utiliza con tanta o más frecuencia que su puerta principal, o si una de estas parece especialmente atractiva o accesible para un posible intruso.

Exterior: Garaje y entrada de coches

Una cámara apuntando a tu garaje y/o entrada de coches vigila las bicicletas, herramientas, barbacoas, equipos deportivos, coches y todos los que los manejan. Si su garaje está separado, la cámara le ayuda a mantenerse conectado. Si el garaje está conectado, la capa extra de seguridad monitoriza otra posible entrada a su casa. Si hay una puerta al final del camino de entrada, es posible que desee colocar una cámara allí para detectar a cualquiera que intente entrar.

Dos personas y puerta de garaje
Cámara de seguridad sujeta a un árbol en un patio exterior

Exterior: Patio

Vigilar el patio te ayudará a vigilar a cualquiera que vea tu casa desde fuera. También es útil para capturar las actividades de los niños, los animales y los intrusos.

Interior: Zonas comunes

Colocar cámaras en zonas principales, como la cocina o el salón es una forma de ver si los niños están haciendo lo que se supone que deben hacer, si la canguro está atenta, en qué lío se están metiendo las mascotas, o para comprobar que todo esté bajo control. Puedes dar prioridad a las habitaciones con grandes ventanas en la planta baja, así podrás ver si alguien las manipula o las utiliza como punto de entrada.

Cámara de seguridad colocada en el techo

Áreas en las que no deberías instalar una cámara de seguridad

Lugares que violan la privacidad del vecino – Antes de hacer la instalación de las cámaras te recomendamos que eches un vistazo a las normativas de videovigilancia. Así no correrás el riesgo de tener que deshacer su instalación. Normalmente, los propietarios de viviendas pueden tener cámaras de seguridad exteriores que cubran un área amplia y, por lo general, a veces las cámaras capturan zonas comunes de la propiedad de tu vecino en el fondo de las imágenes. Legalmente, los problemas surgen si la cámara captura áreas en las que los vecinos esperan tener privacidad (por ejemplo, si las cámaras pueden ver dentro de sus dormitorios o baños) o si se utiliza la grabación para fines no relacionados con la seguridad. No olvides que estas reglas se aplican sólo a la videovigilancia. La grabación de audio sin conocimiento y consentimiento es ilegal en la mayoría de las circunstancias.

Dormitorios y baños – Entendemos que en ciertas situaciones tenemos la necesidad de vigilar a los niños o personas mayores de casa. Sin embargo, algunas áreas tienen una expectativa garantizada de privacidad. Afortunadamente, hay otras alternativas a estos casos, como los vigilantes de bebés para videovigilar las habitaciones de los niños pequeños o los sistemas de alerta médica personal son una buena opción para las personas mayores.

Los detectores de movimiento y los sensores de rotura de cristales, como parte de un sistema de seguridad conectado a la casa, pueden ser añadidos a puertas y ventanas.