Las 10 mejores cámaras IP en Amazon.es

En este segmento le echaremos un vistazo a las diez mejores cámaras IP que pueden encontrarse en Amazon España. Las cámaras de las que hablaremos a continuación, son cámaras que pueden configurarse con relativa facilidad y que pueden ser controladas a través de dispositivos inteligentes como celulares, tablets o pc. Su gran conveniencia se encuentra en el hecho de que no necesitan ser instaladas mediante un proveedor de sistemas de alarmas pero pueden ser instaladas en su vivienda por usted mismo.

Esta es una cámara con un rango de rotación de 355 grados (horizontal) por 90 grados (verticales). Captura las imágenes en 720P HD y posee un rango de visión nocturna que puede llegar hasta los 10 metros gracias a los 13 Rayos Infrarrojos LED que tiene incorporados.

Lensoul es una cámara con visión nocturna con alcance visual de hasta 9 metros gracias a la tecnología LED incorporada. Su rango de rango de rotación de 355 grados (horizontal) por 90 grados (verticales) permite un monitoreo de tipo panorámico completo y su resolción de 1080P HD permite gran claridad de imagen.

La resolución 1920x1080P permite a la esta cámara IP garantizar imágenes de alta calidad. La visión nocturna (hasta 9 metros) se ve posibilitada en la Apeman 1080P gracias a los 9 LED infrarrojos incorporados en el dispositivo. Con ángulo horizontal de 355 grados y vertical de 80, esta cámara posee un sistema de audio bidireccional que permite la comunicación desde smartphone.

Los 1080P en 25fps permiten una claridad, nitidez y gran fluidez de imagen como pocas otras cámaras en este rango de precio. Este dispositivo de la marca Gakov está equipado con un sistema de audio bidireccional que recoge sonidos a 360 grados. Su lámpara infrarroja de gran potencia se combina con un sensor de luz y de imagen para permitir una excelente visión nocturna de hasta 8 metros.

Este dispositivo de vigilancia contiene todos los elementos para brindar un satisfactorio monitoreo gracias a una rotación de 360 grados que permitirá capturar la totalidad del espacio. Su alta definición y su sistema de audio bidireccional hacen de esta cámara IP un muy buena opción

El modelo de cámara de vigilancia D100-UK del fabricante chino Mibao, ofrece alta resolución en 1080p, visión nocturna con alcance de unos diez metros y puede configurarse para comenzar grabaciones cuando se detecten movimientos. Con audio bidireccional y alerta via e-mail, esta cámara presenta todo lo que necesitas para sentirte más seguro y controlar el espacio monitoreado desde la palma de tu smartphone.

Esta cámara es ideal para la vigilancia en interiores, tanto para monitorear lo que hacen tus hijos como para monitorear un espacio cuando sales del hogar. Con audio bidireccional y una resolución de video HD, su zoom digital x4 y el movimiento angular de 111 grados, te brindará lo esencial para cumplir con una tarea de vigilancia interna.

La cámara IP de Sricam tiene un movimiento angular de 355 grados en horizontal y de 90 grados en vertical. Fácil de instalar y de configurar, puede ser controlada desde el palmo de tu mano. Posee tecnología capaz de detectar movimiento y comenzar a grabar en dicho momento. Este dispositivo ofrece imágenes en 720P Full HD.

Al detectar una posible anomalía este dispositivo te informará mediante una imagen que podrás visualizar en tu smartphone gracias a su avanzada tecnología. Esta cámara cuenta con alta resolución en 720p y tiene un rango de visión de 350 grados horizontales y 100 grados vertical. La ranura para tarjetas SD (hasta 128 GB) permite grabar por largo tiempo.

Su resolución HD de 960p a 25 fps, le permiten a este dispositivo captar imágenes de gran calidad. Equipado con 10 infrarrojos LED, esta cámara tiene una visión nocturna que puede alcanzar los nueve metros. Su ángulo de visión horizontal y vertical (al tratarse de una cámara de tipo domo) es de 355 grados. Está integrada con detección de movimiento y audio bidireccional, es sencilla de configurar y puede ser controlada desde su dispositivo móvil o pc.

Cámaras de Vigilancia IP

Introducción a las cámaras IP

Cuando se trata de comprar una cámara IP, tenemos que tener claras nuestras necesidades y exigencias. No es lo mismo vigilar como duerme nuestro bebé en su habitación que monitorear el acceso externo a la vivienda, así como diferente será el tipo de cámara IP que querremos utilizar para tener bajo control un espacio interno del hogar con respecto al dispositivo a montar si deseamos observar lo que acontece en el parque trasero de nuestra casa.  

Siempre tenemos que hacer una comparativa de las cámaras IP disponibles en el mercado para poder conocer sus características y así poder estar seguros que la cámara de videovigilancia que montaremos pueda cumplir su deber maximizando sus puntos fuertes y minimizando sus puntos débiles.

Por ejemplo, un cámara de vigilancia para bebés no es necesario que sea Full HD o de tipo domo, pero si vamos a querer que posea una muy buena visión nocturna. Por otro lado, para monitorear el acceso a nuestra vivienda, nos va a interesar dotarnos de una cámara de seguridad IP de tipo domo para así poder contar con una visión de 360 grados y con un zoom que nos permita acercar la imagen allí donde lo necesitemos.

Cabe hacer una distinción importante cuando hablamos de cámaras IP domésticas y CCTV, algo que mucha gente suele confundir.

Las cámaras IP vienen equipadas con lo que podría describirse como un “miniordenador” y con la capacidad de conectarse a internet de manera independiente, lo cual permite acceder a las imágenes, a través de una app y desde cualquier parte del mundo, para así monitorear lo que acontece delante de cada cámara de videovigilancia.

La gran diferencia de estas cámaras con los CCTV (Circuitos Cerrados de TeleVisión), es que las cámaras que componen un CCTV son de tipo analógicas y están conectadas, mediante un cable coaxial, a una grabadora que, de estar conectada a un ordenador, podría enviar las imágenes a través de internet. Las cámaras IP, como dijimos, sin necesidad de cables y grabadoras ni ordenadores, son capaces de hacernos llegar las imágenes a través de la red directamente.

Qué es una cámara IP y cómo funciona​

Una cámara IP no es otra cosa que una cámara de red que, como dijimos antes, tiene integrado en su interior un pequeño ordenador; cada cámara IP posee justamente su propia dirección IP lo que hace sí que el dispositivo pueda conectarse directamente a internet y transmitir imágenes en vivo.

El funcionamiento es muy sencillo, al captar las imágenes, estas son comprimidas y enviadas a través de la red para que nosotros podamos, desde un smartphone o pc, acceder a la transmisión de video en vivo sin importar donde nos encontremos.

Muchas cámara de vigilancia IP tienen incorporado un protocolo de seguridad que hará si que solo nosotros con nuestra contraseña podamos acceder en cualquier momento a las imágenes.

A mayor presupuesto mayores las funciones que, generalmente, encontraremos en una cámara IP. Desde la activación mediante detección de movimiento y control remoto para ir cambiando la visual, hasta la programación para que el dispositivo se active en determinados momentos.

La batería de una cámara IP

Existe un debate en el mercado de la seguridad acerca de a qué tipo de alimentación debe recurrirse cuando se trata de un cámara IP.

Alimentación de cámara IP mediante corriente eléctrica.

Generalmente (y sobre todo cuando se trata de cámara de vigilancia que transmiten en alta resolución) va a ser necesario que la cámara IP sea alimentada mediante corriente eléctrica. Este tipo de alimentación suele darse mediante cableado y es importante tener en cuenta el hecho que las cámaras de seguridad IP suelen funcionar con bajo voltaje.

Alimentación de cámara IP mediante PoE

Otra opción de alimentación vía cableado es la conocida como PoE (Power over Ethernet). Esto consiste básicamente en alimentar la cámara a través de un cable de red conectado a un router, el cual será quien esté conectado a la corriente eléctrica y que permitirá que nuestra cámara sea alimentada a su vez.

Alimentación de cámara IP mediante pilas

Finalmente una última opción son las cámaras IP cuya batería es alimentada mediante pilas. La gran ventaja de esto es que la instalación, al no requerir de cableados, será mucho más sencilla. La gran desventaja es el consumo de pilas que se genera al enviarse constantemente imágenes de video por lo que puede pasar que las cámaras IP con este tipo de baterías no transmitan de manera constante, sino que, para ahorrar batería, solo graban y transmiten imágenes cuando detectan movimiento.

Comprar la cámara IP adecuada a tus necesidades

No todas las cámaras IP nacen iguales. Como hemos visto en los apartados anteriores y en nuestra página sobre las cámaras de vigilancia  y las mejores cámaras IP, existen diferentes tipos de cámaras que se utilizan para diferentes fines.

Es importante por lo tanto definir, antes de comprar cámaras IP para nuestra vivienda o espacio comercial, cuál son nuestras necesidades, cuáles serán las funciones a las cuales no queremos renunciar y finalmente cuál es nuestro presupuesto.

Hoy por hoy la web es el mejor lugar donde conseguir los mejores dispositivos a los mejores precios. Puesto que encontraremos allí todas las características y detalladas descripciones, podremos estar en condiciones de evaluar cúal cámara de vigilancia será la indicada para cubrir nuestras necesidades.

Desde cámaras de vigilancia WiFi de mayor nivel a cámaras outdoor baratas, pasando por kit de cámaras de seguridad asequibles, estamos seguros, y podemos dar fe de primera mano, que en sitios como amazon.es, pccomponentes.com, todoelectronica.com y videovigilancia.com podrás encontrar lo que estás buscando.

Para tener una idea de rangos de precios podemos echar un vistazo a la siguiente tabla.

La cámara mejor puntuada en amazon.es, marca Bagotte (una cámara 720p HD con una rotación de 355 grados -horizontal- por 90 grados -vertical- y con un rango de visión nocturna que puede llegar hasta los 10 metros) se puede adquirir por unos 30 Euros y nos proporcionará lo básico como para tener bajo control una ambiente del hogar.

Si en cambio deseamos adquirir una cámara de más alto nivel con WDR avanzado, audio bidireccional, de diseño super delgado y full HD, encontramos en Amazon, una Foscam R2 por un poco más de 100 Euros.

Por otra parte si deseas comprar una cámara IP para exterior, como puede serlo una cámara IP tipo domo, se consigue en amazon.es, HOSAFE POE (Camera Outdoor 1080P con audio, cámara de vigilancia de seguridad para el hogar, visión nocturna de 50 pies, alerta de detección de movimiento, compatible con ONVIF NVR o software (Blur iris, ispy, Synology)) por unos 50 Euros.

Finalmente en amazon.es, podemos encontrar un interesante Pack SZSINOCAM para exteriores de muy buena calidad (Cámara IP WIFI NVR con 4ch HD 960P (1280×960)). La característica IP66 resistente a la intemperie y la lente de 4.0 mm brindan más imágenes de alta resolución, también capturan más detalles en un área más amplia. El ángulo de visión es de 78 grados y el rango de visión nocturna alcanza los 100 pies (30m) en color., por unos 170 Euros.

Como puede apreciarse, existe un gran rango de precios y muchos tipos de opciones a la hora de comprar una cámara de seguridad IP online y es por eso que no dudamos en que puedes encontrar aquella que mejor se adecúe a tus necesidades.

Funcionamiento de una cámara de vigilancia IP

Hemos hablado ya largo y tendido sobre las cámaras IP e inclusive de cómo se componen. Pero la pregunta que surge espontánea a muchos es la siguiente, ¿Cómo funciona una cámara IP?.

IP son la iniciales de Internet Protocol, osea Protocolo de Internet, es sobre lo que funciona nuestra cámara de vigilancia. Este Protocolo de Internet significa que nuestra cámara no necesitará de una computadora para conectarse a internet sino más bien que por sí misma, gracias al miniordenador del que comentamos antes, es capaz de conectarse a la red para transmitir en vivo las imágenes que capta.

Las imágenes que transmiten las cámaras de vigilancia IP suelen ser accesibles mediante aplicaciones específicas de los fabricantes de las cámaras diseñadas para smartphones y computadores y generalmente disponibles ya sea en Google Play y en Apple Store. Estas aplicaciones suelen permitir no solo la visión en vivo de las imágenes que están siendo captadas por nuestra cámara de seguridad en cualquier lado que nos encontremos, sino que además suelen permitir un control total sobre dichos dispositivos, dando así la posibilidad de mover las cámaras de forma remota y comunicarnos a través de ellas gracias al equipamiento de audio bidireccional instalado en las mismas.

Instalación

Las cámaras de seguridad IP que suelen comprarse online, permiten una instalación rápida y segura. Casi todas suelen ser cámaras plug and play, por lo que al conectarse ya pueden comenzar a utilizarse. Alcanza con configurar y aparejar o conectar, en el caso de necesitarse un cable ethernet, la cámara a un router.

Algunas cámaras suelen traer un CD para instalar un programa en nuestro PC para poder tener acceso total a nuestra cámara. La mayoría de las cámaras IP más modernas están preparadas para que estas sean emparejadas a través de una aplicación específica del fabricante, que encontraremos como mencionado anteriormente en las tiendas de Android y IOS, a nuestro smartphone o PC.

Obviamente tendremos que insertar una memoria SD en el slot correspondiente de la cámara para que esta pueda almacenar las imágenes que sean captadas.

Una vez cumplidos estos pasos podremos comenzar a monitorear el espacio en el que se encuentre nuestra cámara de vigilancia IP desde la palma de nuestra mano.

Grabar video y capturar imágenes en una cámara IP

Gran parte de las cámaras IP económicas no necesitan grabar constantemente ya que de hacerlo de esta forma, podrían ocupar toda la memoria disponible en un lapso de tiempo relativamente corto. Recordemos que prácticamente todas las cámaras de vigilancia tienen una ranura para insertar tarjetas SD o MicroSD de diferentes tamaños. Es sobre dicha tarjeta que, generalmente, el material de video es guardado y a donde deberemos recurrir si queremos visualizar imágenes captadas con anterioridad al live feed.  

Lo que suelen hacer las cámaras IP es comenzar a grabar cuando se detecta movimiento o más bien grabar por un lapso de tiempo (por ejemplo 24 horas) luego del cual el usuario puede decidir si bajar dichas imágenes a un dispositivo de almacenamiento (como puede ser un ordenador o un disco externo) o si simplemente dejar que la cámara grabe sobre las imágenes anteriores. A este tipo de opciones se le agregan un par más que especificaremos más abajo.

Para ser aún más específicos podríamos decir que el parámetro de grabación y su localización serán generalmente establecidas por el usuario.

Existe la posibilidad de programar gran cantidad de cámaras para que por ejemplo solo tomen una cierta cantidad de fotogramas cada determinado lapso de tiempo (puede ser cada 30 o 60 segundos o cada 5 minutos o lo que defina el usuario) o, como dicho anteriormente, puede dejarse la cámara en una modalidad tal que grabe 24 horas continuas y terminadas dichas 24 horas, volver a grabar sobre la misma tarjeta SD.

Sin embargo existen cámaras IP (como por ejemplo varios modelos de la marca Foscam) dotadas de un software de grabación que permiten que toda imagen y video sea almacenada en la nube como pueden ser Google Drive o DropBox.

Algunas cámaras suelen grabar en servidores FTP (File Transfer Protocol), este sistema hace sí que todas las imágenes y videos que son captados por nuestra cámara IP sean transferidos a un servidor para que podamos luego acceder a ellas. Obviamente para utilizar dicho sistema es necesario poseer una cuenta en un servidor FTP.

Finalmente es posible configurar algunas cámaras IP para que esta almacene las imágenes directamente en nuestro ordenador o en un grabador NVR (algo muy similar a un ordenador)

El sistema de grabación y almacenamiento va a depender entonces en gran parte del tipo de cámara de seguridad IP que se adquiera y de la configuración que le sea dada a esta por parte del usuario.

¿Qué tipo de cámaras existen en el mercado?

La variedad de cámaras de vigilancia IP que se encuentran en el mercado es relativamente amplia. Las hay de tipo domo, de tipo bullet, las hay antivandálicas, box y espía así como las hay PTZ. Para más detalle puedes encontrar de tu interés este artículo (hyperlink a artículo de Todo lo que necesitas saber sobre cámaras de seguridad).

Una opción que sin embargo queremos destacar en este apartado, son las cámaras IP camufladas. Este tipo de cámaras suelen estar ocultas en dispositivos de diferente tipo:

Cómo ser un enchufe USB:

Precio: 45.99 Euros

Así como en un sensor de movimiento

Precio: 40.49 Euros

O el marco de un cuadro

Precio: 28.88 Euros

Existen por supuesto diferentes variantes de estas cámaras IP WiFi ocultas, las hay en relojes así como en lapiceras y todo lo que a uno se le podría ocurrir. Estos dispositivos de tamaño reducido muchas veces pueden o no tener una tarjeta de memoria SD para el almacenamiento de las imágenes, muchas veces están equipadas para que puedan transmitir mediante WiFi las imágenes directamente a la nube y de no ser así, es porque algunas cámaras IP son equipadas con una tarjeta SIM que, a través de conección 3G transmite las imágenes a un dispositivo con el que se haya configurado previamente.  

El mundo de las cámaras IP ocultas es más basto de lo que uno podría suponer y se destaca el hecho de que a pesar de tratarse de dispositivos en algunos casos minúsculos, la calidad de video suele ser full HD.

Conexión

Otra subclasificación que puede hacerse con respecto de las cámaras IP es el tipo de conexión que utilizan. Algunas cámaras de seguridad van a requerir sí o sí conexión WiFi, otras cámaras IP van a requerir conexión a través de un cable Ethernet y a algunas le bastará con una conexión 3G.

Las que suelen conectarse a un router mediante cable Ethernet, generalmente serán alimentadas a través de la corriente que recibe el mismo router por lo que el cable cumplirá una doble función.

Ahondaremos sin embargo en los otros dos tipos de cámaras de seguridad IP, las que transmiten las imágenes a una red mediante WiFi o cable Ethernet y las que lo hacen mediante 3G.

Cámaras de Vigilancia IP de transmisión WiFi vs cámaras IP con transmisión mediante cable Ethernet.

A vece suele crearse confusión entre lo que es una cámara IP y lo que es una cámara IP WiFi. La verdad es que las cámaras IP pueden transmitir mediante WiFi o a través de un cable Ethernet. Algunas pueden hacerlo mediante ambos según la conveniencia del usuario.

Las cámaras de vigilancia IP como vimos anteriormente, son cámaras diseñadas para visualizar imágenes desde una red local. El cable Ethernet nos permitirá conectar la cámara IP directamente a un ordenador o a una grabadora de vídeo de red (NVR por las iniciales en inglés), mientras que una cámara IP WiFi se conectará de forma inalámbrica a la red.

¿Y a la hora de comprar una cámara ip, deberíamos inclinarnos por una cámara ip WiFi o una cámara IP con conexión directa mediante cable Ethernet?

Si deseamos adquirir una cámara de seguridad IP de mayor profesionalidad nos inclinaremos por el segundo tipo (cámaras IP con transmisión mediante internet) ya que las primeras (cámaras IP WiFi) suelen generalmente transmitir imágenes de una menor calidad y su señal es susceptible de ser bloqueada. Las cámaras IP wifi son ideales para la vigilancia de nuestros hijos o un espacio interior poco susceptible a ser violado por malhechores, mientras que las segundas suelen presentar una calidad de imágenes full HD, son más difíciles de “hackear” y son ideales para monitorear exteriores o espacios expuestos a posibles entraderas.

Camara de seguridad IP con transmisión mediante red 3G

Una cámara IP 3G es una cámara que podrá sernos de gran utilidad en aquellos lugares donde no tengamos una red de internet o en donde los cortes de suministro eléctrico pueden ser recurrentes. Una cámara de vigilancia dotada de transmisión 3G permitirá que las imágenes sean enviadas a través de una red de celulares ya que será dotada de una ranura en la cual insertar una tarjeta SIM.

Las cámara de vigilancia IP que transmiten a través de una red 3G suelen sobretodo capturar imágenes que son transmitidas cada una determinada cantidad de tiempo (como pueden ser lapsos de 60 segundos) y solo grabarán en momentos en los cuales se las programe o en las cuales detectan un movimiento que amerite transmisión y almacenamiento de video ya que el consumo de una transmisión constante en una red 3G podría tener costos verdaderamente altos.

Podríamos por lo tanto decir que las cámaras de seguridad IP que transmiten mediante red 3G son ideales cuando además son compatibles con transmisión WiFi o cable Ethernet ya que podrían proporcionar un elemento de monitoreo en casos en los cuales la señal de internet sea interrumpida abruptamente.

Las cámaras IP motorizadas, quée son y cómo funcionan

Este tipo de cámaras son, según varios expertos del sector, las que ofrecen mayor seguridad a la hora de monitorear un espacio. Esto es debido a que este tipo de cámaras IP poseen uno o más motores que permiten el movimiento de las lentes para que pueda apuntarse y visualizarse un objetivo detectado por la cámara.

El movimiento de estas cámaras puede hacerse remotamente aunque las cámaras más avanzadas al detectar un movimiento sospechoso enfocarán de manera inteligente su objetivo. Este tipo de cámaras suele captar imágenes en full HD por lo que pueden ser realmente una herramienta muy útil cuando se quiere tener total control sobre el espacio monitoreado.

Las cámaras IP motorizadas suelen ser utilizadas en exteriores ya que es ahí donde pueden desplegar su máximo potencial.

Estos dispositivos suelen ser de tipo domo o muy similar por lo que tendrán generalmente un rango de visión total de 360 grados.

Las cámaras IP nocturnas

La mayor parte de las cámaras de vigilancia IP suelen contar con LEDs que permiten visión nocturna con muy buena calidad.

Las más eficientes pueden llegar a tener una resolución HD y tener un alcance de hasta 30 metros. Cámaras con este tipo de características son ideales para monitorear espacios exteriores.
Existen obviamente cámaras de vigilancia nocturna ideal para tener bajo control a nuestro bebé mientras nos encontramos en otra parte de la casa, este tipo de cámaras IP suelen ser más económicas y suelen tener un alcance de visión nocturna de hasta unos 8 metros.

La instalación de estas cámaras IP es igual a todas las demás así como los medios por el que suelen transmitir las imágenes capturadas y los vídeos en vivo.

La ubicación de la cámara de vigilancia IP: exterior vs interior

Las cámaras de seguridad IP suelen estar pensadas para interiores y exteriores. Si bien existen cámaras de vigilancia que podrían definirse como híbridas, lo ideal es tener bien claro que tipo de espacio vamos a necesitar monitorear y comprar una cámara pensada para ese espacio.

Una cámara IP de exteriores suele tener una calificación de al menos IP66 lo que marca la capacidad de la cámara para impedir la entrada de objetos extraño; el doble 6 identifica a la cámara como completamente resistente a la entrada de polvo y resistente a chorros de agua que pudiera recibir de manera directa.

Las cámaras IP de exteriores más recomendadas suelen ser las de tipo domo y bullet, las primeras por permitir un ángulo de visión prácticamente total y las segundas por ser cámaras que presentan una gran solidez.

Las cámaras de vigilancia IP para exteriores suelen contar con gran resolución aún en condiciones de poca luz o en nocturna ya que suelen ser equipadas con una cantidad de LEDs adecuadas para permitir una visión de hasta 30 metros.

Este tipo de cámaras suelen ser más caras respecto de las cámaras de interiores ya que necesitan de mayor robustez, definición y alcance. Una buena cámara IP de exteriores suele costar arriba de los 50 o 60 euros.

Por otro lado las cámaras pensadas para interiores suelen ser más compactas, requieren de menores requisitos a la hora de la detección de imágenes nocturnas y suelen ser más comunes en el mercado siendo las opciones muchísimas y de valores que parte generalmente, para un buen producto, entre los 30 y 40 euros.

La definición/resolución ofrecida por las cámaras IP

Hoy por hoy las cámaras IP standard suelen ofrecer una resolución FullHD de 1080p, sin embargo pueden aún encontrarse a precios asequibles cámaras IP para interiores con resolución HDReady de 720p. Obviamente a mayor resolución de imagen, más claridad para detectar e identificar un objeto o persona, sin embargo hay casos en los cuales una resolución fullHD no se justifica como puede ser el caso de una cámara de vigilancia IP pensada para monitorear la habitación de nuestros hijos o un espacio de la casa que no se presta a posibles entraderas.

Cabe destacar en este segmento que, como hemos mencionado con anterioridad, la tecnología ha avanzado tanto en cuanto a la calidad de captura de las imágenes y transmisión de video que incluso las cámaras IP espías pueden contar con resolución full HD.

¿Qué tamaño tiene una cámara de seguridad IP?

El tamaño de una cámara IP suele variar y depende del tipo de cámara. Pero generalmente este tipo de cámaras de vigilancia pensadas para interiores y exteriores suelen tener un largo de entre unos 13 y 23 centímetros, un ancho que va desde unos 7 a unos 14 centímetros y una altura que puede ir desde unos 8 a unos 15 centímetros.

Hay que recordar que este tipo de cámaras IP de exteriores e interiores tratan de ser discretas pero con la robustez adecuada para la ubicación determinada.

Por otro lado, una cámara espía suele tener dimensiones mucho más reducidas que pueden ser de tan solo unos dos o tres centímetros.

Para concluir…

El tamaño de una cámara IP suele variar y depende del tipo de cámara. Pero generalmente este tipo de cámaras de vigilancia pensadas para interiores y exteriores suelen tener un largo de entre unos 13 y 23 centímetros, un ancho que va desde unos 7 a unos 14 centímetros y una altura que puede ir desde unos 8 a unos 15 centímetros.

Hay que recordar que este tipo de cámaras IP de exteriores e interiores tratan de ser discretas pero con la robustez adecuada para la ubicación determinada.

Por otro lado, una cámara espía suele tener dimensiones mucho más reducidas que pueden ser de tan solo unos dos o tres centímetros.