Las mejores alarmas sin cuota de 2018

Ante el aumento del número de robos y la estadística de que los hogares sin un sistema de alarma son más propensos a sufrir estos desagradables incidentes, la población ha buscado maneras económicas de tener cierto grado de seguridad.

Ante esta necesidad, muchas empresas intentan dar respuesta y se creó el mercado de la seguridad “DIY” (Do It Yourself) o “hazlo tú mismo”. Sistemas de alarmas sin cuotas mensuales que, si bien no ofrecen el mismo nivel de seguridad que una alarma monitoreada para casa, ofrecen una barrera de protección y servicios cada vez más avanzada.

Hemos estudiado el mercado y hemos elegido los mejores sistemas de alarma WiFi y GSM para ti

Top 10 alarmas sin cuotas

Nest

Equipo Google Nest

Pros

  • Calidad
  • Posibilidades
  • Complementos
  • Confianza

Contras

  • Precio
  • Aún no han llegado a Europa todos los elementos (pero llegarán)

Blaupunkt Q3200

alarma sin cuota Blaupunkt Q3200

Pros

  • Tecnología punta
  • Fabricante de primera línea
  • Servicios

Contras

  • Precio más alto que otras opciones

EZVIZ A1

alarma sin cuota Ezviz A1

Pros

  • Experiencia fabricante
  • Modo videovigilancia
  • Precio

Contras

  • Fabricante menos conocido en España y menos importante en China

Panasonic Smart Home KX-HN6011

alarma sin cuota Panasonic KX-HN6011

Pros

  • Marca reputada
  • Vídeo
  • Personalización

Contras

  • Precio

Blaupunkt SA2700

alarma sin cuota Blaupunkt SA-2700

Pros

  • Tecnología punta
  • Fabricante de primera línea
  • Servicios

Contras

  • Precio más alto que otras opciones de nivel similar

Eray M2BX

alarma sin cuota Eray M2BX

Pros

  • Relación calidad – precio
  • Servicio postventa
  • Número de detectores

Contras

  • Fabricante menos conocido en España
  • No es el más barato en su gama a pesar de ser barato

Chuango G5

alarma sin cuota chuango g5

Pros

  • Relación calidad-precio
  • Fabricante reputado
  • Comodidad

Contras

  • Existen sistemas algo más modernos

Golden Security GB90BP2

Alarma sin cuota Golden Security G90BP2

Pros

  • Funciona con WiFi y GSM
  • Elementos innovadores

Contras

  • Fabricante menos conocido en España y menos importante en China

Wolf-Guard WM3GR

alarma sin cuota Wolf-Guard WM3GR

Pros

  • Calidad
  • Innovación
  • Elementos extra personalizables

Contras

  • Por el mismo precio encontramos equipos de marcas más reconocidas

Szabto Vcare-G

alarma sin cuota Szabto -Care G

Pros

  • Número de componentes
  • Posibilidades de ampliación
  • Precio

Contras

  • Empresa poco conocida y de la que existe poca información

alarmadoo

Guía para elegir tu alarma sin cuota

puerta de casa abierta

Sabemos, con datos en la mano, que en aquellos lugares en los cuales los robos y siniestros han bajado durante los últimos años, los sistemas de seguridad juegan un gran papel disuasorio con los malhechores.

No obstante, a la hora de contratar un servicio de alarma, mucha gente decide desistir debido a los altos costes de instalación y de las cuotas de mantenimiento mensuales que deben de abonarse a las empresas de seguridad. La alternativa a estos métodos tradicionales de prevención delictiva son las llamadas Alarmas sin cuota.

Mano de una persona sujetando smartphone

¿Qué es una alarma sin cuota?

Una alarma sin cuota, también conocidas como alarmas Wifi o GSM, son sistemas de seguridad que pueden ser instalados por uno mismo y que pueden ofrecernos una buena protección para la vivienda o el negocio sin tener que depender de terceras empresas.

La ventaja o desventaja, según se quiera mirar el vaso medio lleno o medio vacío, es que una vez que la alarma suena, en el caso de tener contratada una empresa de seguridad, se da aviso a la Central Receptora de Alarmas y ésta, si corresponde, notifica a la Policía. Sin embargo, en el caso de un servicio de alarma sin cuota, al sonar la alarma es el usuario mismo quien recibe la señal y, tras una rápida evaluación de la situación, debe decidir si dar o no aviso a las fuerzas de seguridad.

Para hogar y para negocios

Aunque generalmente este tipo de alarmas suelen instalarse en hogares, nada impide que cumplan una labor eficaz en espacios diferentes como pueden ser aparcamientos, oficinas, naves industriales o almacenes entre otros.

Todo va a depender de la cantidad de sensores que utilicemos, de la decisión de instalar o no un sistema de cámaras y el resto de elementos que pueden aportar un extra de seguridad a nuestro negocio.

Sí es cierto que, para negocios grandes o empresas con unos requisitos de seguridad más altos, estos sistemas de alarma sin cuota van a resultar insuficientes y necesitaremos soluciones más avanzadas, probablemente conectadas a una CRA.

Ahorro

Tal vez lo más importante para muchos, con los sistemas de alarmas sin cuotas vamos a obtener un gran ahorro. Al no contratar un servicio mensual de seguridad tradicional, no habrá que pagar ni instalación, ni cuota de mantenimiento, así como no estarás ligado a los tiempos de permanencia obligatorios que dichas empresas de seguridad suelen requerir (normalmente, un mínimo de dos años).

Costando la instalación por parte de una empresa de seguridad alrededor de 500 euros y variando las cuotas mensuales entre 30 y 75 euros, es fácil que veas en el primer año un ahorro de unos 1000 euros cuando instalas en tu casa un sistema de alarmas sin cuota. Para un segundo año dicho ahorro podrá ser de unos 500 euros. Estos sistemas, por tanto, resultan en unas alarmas mucho más baratas.

Por este motivo, y aunque creemos que las alarmas monitoreadas ofrecen una seguridad mayor, las alarmas sin cuota son una excelente opción para todas aquellas personas que quieren sentirse más seguras y tal vez no puedan contar con la disponibilidad económica de contratar una empresa de seguridad.

La decisión depende, finalmente, del grado de seguridad que queramos tener y cuánto estemos dispuestos a pagar por él.

dinero apilado

Instalación y configuración

La configuración de la alarma va a variar en base al dispositivo que hayamos adquirido. Generalmente existe la posibilidad de ser avisados a través de un mensaje de voz pregrabado, a través de un SMS, o una notificación en nuestro teléfono móvil, según el siniestro que se produzca y nuestro dispositivo.

Para esto vamos a necesitar que la central esté conectada a una línea fija o posea una tarjeta SIM/esté conectado a Internet para que pueda ser enviado el mensaje o notificación a la app de nuestro móvil.

Recordemos que estos sistemas suelen ser útiles más allá de los simples casos de intrusión. Cuando contamos con un buen dispositivo, estas alarmas van a poder avisarnos en caso de incendios, de fugas de gas, de escapes de agua y, por supuesto, también en caso de cortes de luz.

Baterías

En este último supuesto es preciso decir que la mayoría de los dispositivos que se instalan poseen baterías internas que garantizan el uso del sistema durante largas horas aun cuando nos encontremos sin energía eléctrica en el espacio monitoreado.

En el caso de los sensores inalámbricos suele tratarse de baterías de 9 voltios mientras que las centrales de mando suelen estar equipadas con pilas de botón.

Alarma cableada VS Alarma inalámbrica

A la hora de elegir un sistema inalámbrico o uno cableado tenemos que tener en cuenta otros factores como pueden ser la complejidad de la instalación o el presupuesto que tenemos.

Un sistema de alarma cableado suele ser más económico y tiene como principal ventaja el ser inmune a los inhibidores de frecuencia.

Un sistema inalámbrico comporta un mayor mantenimiento y atención al estado de las baterías, pero es sin lugar a dudas mucho más sencillo a la hora de instalar.

Es principalmente este motivo que la mayoría de los sistemas de alarmas sin cuota son de tipo inalámbrico. En este tipo de instalación cada sensor y detector posee batería propia garantizando así un correcto e ininterrumpido funcionamiento del dispositivo de seguridad.

Respecto a este tema específico, cabe aclarar que la mayor parte de los sistemas de alarmas sin cuotas suelen avisar al usuario si el sistema eléctrico es interrumpido.

Sensores

Respecto a los saltos de alarma y para evitar falsos avisos, debemos cerciorarnos de que la instalación sea hecha de la forma correcta.

Siempre es importante recordar que cada pieza ha de cumplir una función específica. Si se trata de un sensor de interior ha de utilizarse en interiores solamente, ya que ese es un ámbito de trabajo. Nunca deben instalarse sensores de movimiento apuntando al sol, así como siempre es aconsejable instalar detectores de puertas para evitar que la alarma se dispare si el detector de movimiento capta el movimiento de un pequeño animal.

Es recomendable evitar instalar los sensores en zonas muy cercanas a fuentes de frío o de calor o en lugares donde se produzcan corrientes de aire de manera reiterada. Recordamos que siempre debemos asegurarnos de que las puertas y ventanas estén cerradas, que la central de alarma esté configurada correctamente y que se realice periódicamente un mantenimiento de todo el sistema de seguridad.

Finalmente es interesante saber que este tipo de sistemas de alarma poseen sensores de movimiento con un alcance que ronda los 8 ó 10 metros y con ángulos de detección de, aproximadamente, 100 grados.

Es muy recomendable instalar junto con estos sistemas, un dispositivo de cámara IP de seguridad que pueda mostrarnos en tiempo real lo que acontece en el recinto asegurado de manera que podamos tomar la correcta determinación cuando se disparara la alarma. En ocasiones, se trata de un sistema paralelo no incluido en el kit y, por lo tanto, las cámaras y el sistema de alarmas funcionaran de manera separada. Mientras que la mayor parte de estos últimos se basan en una tecnología GSM, los sistemas de cámaras basadas en tecnología IP se conectan directamente al router de la vivienda o negocio.

Todo dependerá de nuestra elección del equipo.

¿Y si comparas?

Echa un vistazo a nuestros análisis de los mejores sistemas de alarma sin cuotas

Funciones de una alarma autoinstalable

Dependiendo del aparato que decidamos instalar en nuestro hogar tendremos la posibilidad de activar o desactivar la alarma de forma remota. Podemos decir que las funciones y utilidades de las alarmas sin cuota va a depender en gran parte de nuestras necesidades y de nuestro presupuesto.

Un punto positivo de este tipo de sistemas de seguridad sin cuota, sin duda, es que puede comenzarse con lo básico y, con el tiempo, ir ampliando la seguridad agregando sensores, cámaras, detectores de humo y otros complementos que aumenten nuestra seguridad y comodidad.

Algunos kits más avanzados incluyen otro tipo de sensores (inundación, fuego, caldera, luces) y podremos acceder a su estado, así como, en los casos que corresponda, regular su intensidad estemos donde estemos.

Podremos regular la temperatura de nuestra calefacción, encender y pagar luces, y otras posibilidades que aumentan cada día con el hogar conectado.

Comunicación de un sistema de alarma GSM/WiFi

Las formas en la que estas alarmas informan al usuario de una posible brecha de seguridad en el lugar monitoreado van a depender del tipo de equipamiento que se haya instalado y de la sofisticación del aparato.

Se puede decir que, principalmente, hay tres grupos de alarmas sin cuotas:

Alarmas con aviso mediante SMS

smartphone con imágenes de cámaras

Sistemas con aviso mediante llamada telefónica

teléfono móvil sms

Kits con aviso mediante app en tu Smartphone

Tarjeta SIM y conexión a Internet

Los equipos sin cuotas más avanzados ofrecen varias vías de conexión para, en caso de que una caiga, tener disponible una alternativa.

De esta manera, podemos encontrar equipos que conectan a la línea telefónica de la casa o negocio, al router de Internet a través de WiFi, y cuentan también con una tarjeta SIM propia para una conexión móvil 3G/4G.

Con esto se consigue un gran grado de seguridad ya que se hace más complicado cortar todas las vías de comunicación externa para darnos el aviso ante una eventualidad.

manejo del kit de seguridad sin cuotas

Manejo del kit de alarma

Así como mencionamos las tres diferentes formas en las cuales el usuario puede ser avisado ante un posible disturbio en el espacio en el cual se encuentra el dispositivo de seguridad, tres son también las maneras en las cuales suelen manejarse estos sistemas de alarma:

Teclado central de la alarma

Casi todo sistema de seguridad suele tener un teclado central y, en el caso de las alarmas sin cuotas, no iban a ser menos. Desde esta central es posible configurar las diferentes funciones entre las cuales se encuentra, obviamente, la activación y desactivación de la alarma.

Esta opción tiene el gran inconveniente de que, para una cómoda activación o desactivación de la alarma, el dispositivo debe ser fácilmente accesible. El problema radica en que, en muchos kits de alarmas esto supone que, de ser encontrado y destruido por parte los intrusos, el sistema entero se verá neutralizado, impidiendo que el usuario sea avisado de la brecha de seguridad que está teniendo lugar.

Es importante, por tanto, la ubicación del dispositivo. Además de estar oculto debido a lo recién mencionado, debe estar colocado en una posición central respecto a los sensores que inalámbricamente pueden estar conectados a él.

Dependiendo del producto que se elija comprar, el alcance de los sensores puede ser de hasta 100 metros.

Las alarmas GSM con central pueden conseguirse con o sin pantalla, siendo los segundos más económicos, pero dando los primeros la posibilidad de configurar más fácilmente el sistema y acceder al estado del mismo de forma rápida.

Alarma WiFi o GSM con app en el móvil

La segunda posibilidad mencionada respecto de la forma en la cual manejar el sistema de seguridad sin cuota es la de la utilización de una aplicación para dispositivos móviles.

Esta sencilla opción permite activar y desactivar la alarma, así como acceder al resto de sus funciones, mediante simples pasos. Podremos monitorear el estado del servicio y, en caso de tener instalado un sistema de cámaras, tener acceso a la transmisión en tiempo real a través la pantalla del tablet o smartphone.

Manejo a través de mandos remotos

La tercera y última vía es la de los mandos remotos. Es el uso más común y permite activar y desactivar la alarma de manera sencilla a través de un pequeño control remoto que suele poseer un alcance que varía entre los 15 y los 45 metros de distancia con respecto a la central del sistema que tengamos instalado.

Estos controles suelen tener, además, un botón de SOS que, al ser pulsado avisa a la persona encargada de la seguridad. Este tipo de controles son buenos para aquellos casos en que la vivienda se encuentra sola y se le deja a un familiar o vecino un control remoto. De esta manera, si se perciben movimientos sospechosos, se puede dar una rápida señal al propietario del lugar para que efectúe un control.

Legalidad

Una duda que suele tener la gente respecto a estos sistemas de seguridad es el marco de legalidad en el que se está operando y, sobre este asunto, podemos quedarnos tranquilos.

Gracias a la Ley Ómnibus de diciembre de 2009, se autoriza a poder instalar sistemas de seguridad autónomos para el uso privado y particular, siempre y cuando no estén conectadas a una Central Receptora de Alarma y siempre y cuando haya una conexión entre el sistema de alarma y el propietario del sistema de seguridad de manera que se evite que una alarma pueda sonar libremente sin un adecuado control.

Grado de seguridad de las alarmas sin cuotas mensuales

Debemos aclarar que la totalidad de este tipo de sistemas de protección son sistemas de seguridad de grado 1. Este grado hace referencia al tipo de riesgo de intrusión que suelen correr los espacios en los que las alarmas se encuentran instalados.

Como vimos en nuestro artículo sobre los grados de seguridad, el grado 1, de acuerdo a la legislación española, se instalará teóricamente en aquellos lugares no propicios a brechas de seguridad.

Este tipo de sistemas no requieren la conexión a una Central Receptora de Alarmas (CRA) y están habilitadas para emitir un aviso sonoro o luminoso disuasorio para informar de una posible intrusión al tiempo que debe avisar al propietario mediante las opciones mencionadas anteriormente.

Conclusión

Como hemos visto, las alarmas sin cuota pueden ser una gran alternativa a las alarmas monitoreadas tradicionales, si nuestros requisitos de seguridad son algo más bajos y el ahorro es un factor diferencial para nosotros.

Estos factores son muy individuales por lo que cada uno debemos evaluar qué buscamos y qué nos compensa a la hora de decidirnos por una u otra alternativa.

Los equipos disponibles han evolucionado mucho en los últimos años y ofrecen servicios muy similares a los equipos de las empresas y, en algunos casos, son más versátiles y ofrecen extras no siempre disponibles con las compañías más pequeñas.

Esperamos que esta guía os haya servido de ayuda y ¡no olvides echar un vistazo a nuestro TOP10 de alarmas sin cuotas!

Y ahora que ya conoces todo lo necesario...

¿Te animas a leer nuestros análisis de las mejores alarmas sin cuotas?