Alarmas para bares

Interior de un bar de copas

Los robos a bares se han ido incrementando con el paso de los años. Lo más preocupante es que los ladrones cada vez analizan mejor los locales, para descubrir sus vulnerabilidades y planificar mejor los asaltos. No hay nada más lamentable que haber invertido mucho dinero y esfuerzo en un bar y que debido a un robo, se produzcan grandes pérdidas económicas. Para evitarlo hay que poner como primera prioridad la protección del mismo.

Protección de un negocio de hostelería

Los locales de hostelería y en especial los bares son muy propensos a ser objetivos principales de la delincuencia. Una radiografía sobre hurtos en este tipo de comercios, indica que en promedio, se produce un robo cada seis minutos. Según un informe realizado en el 2014 por Unespa, las aseguradoras desembolsaron 38.500€ por día, debido a los atracos en bares.

Este tipo de locales son los favoritos de los asaltantes, debido a las siguientes razones:

  • Generan y almacenan cuantiosas sumas de dinero
  • Cuentan con una alta cantidad de máquinas de tabaco y juego
  • Tienen bebidas alcohólicas en abundancia

Es importante que todo propietario de un bar entienda que los sistemas de seguridad para negocios son fundamentales para reducir significativamente el riesgo de sufrir un robo. Las alarmas para bares son una alternativa muy popular y útil, que mantiene totalmente protegido tu local. Hay muchos accesorios de seguridad que ofrecen una gran cantidad de beneficios.

Aumentar la seguridad para bares y restaurantes

En los bares y restaurantes siempre hay al alcance de la vista, productos que se consideran de mucho valor. Esto, lamentablemente es una tentación para los ladrones. Los propietarios de este tipo de locales, deben saber que su misión principal es contar con un sistema de seguridad que pueda persuadir a los asaltantes de no robar el establecimiento.

La alarma para bares, los cristales de seguridad y muchos otros elementos de protección pueden ser muy efectivos para neutralizar un intento de robo. Por lo general, los asaltantes visitan el comercio haciéndose pasar por clientes, antes de llevar a cabo el acto delictivo. Así pueden analizar todo y tener una idea de que tan fácil puede ser, llevar a cabo la acción. Si se percatan de que hay mucho riesgo y dificultad por la buena seguridad del local, lo más seguro es que pierdan interés y busquen otro establecimiento más vulnerable.

Los mejores accesorios de las alarmas para bares

Hay una gran variedad de accesorios para proteger los bares: Cámaras de vigilancia, sirenas, sensores y detectores. Todos cumplen una labor muy importante. Lo ideal no es sólo contar con uno de ellos, sino con todos, ya que se complementan perfectamente y juntos ofrecen el más alto nivel de seguridad. A continuación, se conocerá detalladamente cada uno de ellos:

Cámaras de vigilancia o CCTV para bares

Barra de un bar de copas sin clientes ni personal

CCTV es el acrónimo de Circuito Cerrado de Televisión. Esto se refiere a la instalación de un conjunto de componentes conectados entre si, para generar imágenes que sólo pueden ser visualizadas por personas que se encuentren dentro del circuito. Esa es la gran diferencia que tiene con la televisión convencional, donde las imágenes pueden ser vistas por cualquiera que cuente con un equipo capaz de recibirlas.

El CCTV tiene una alta capacidad de personalización. Es perfecto para ajustarse a las necesidades particulares de cada cliente. Lo ideal es que este sistema cuente con cámaras de alta calidad para que pueda proporcionar imágenes claras y nítidas, tanto de día, como de noche. Es sumamente importante, ya que pueden servir como evidencia, al momento de analizar un incidente.

Estas cámaras de vigilancia son muy eficientes para proteger tu bar, ya que no sólo se encargan de dejar expuestos a los ladrones, sino también al personal interno que incurra en algún tipo de hurto, situación que lamentablemente sucede con mucha frecuencia.

Es importante destacar que el CCTV no es lo mismo que las cámaras IP, las cuales pueden informar al propietario sobre lo que sucede en su negocio, sólo si cuenta con una conexión a Internet. Esta es una gran desventaja de dichos dispositivos. Por el contrario, el CCTV tienen un gran conjunto de beneficios:

  • Ofrece una gran sensación de seguridad y tranquilidad al propietario del local
  • Reduce notablemente la posibilidad de ser víctima de un acto delictivo
  • En caso de que se produzca un robo, ayuda a identificar a los ladrones
  • Se puede reaccionar rápidamente ante un incidente, ya que las imágenes son transmitidas en tiempo real
  • Ayuda a reducir costes de vigilancia

Sirena

La sirena de alarma es un dispositivo de seguridad que emite una potente advertencia sonora cuando se produce una intrusión ilegal. Cumple con dos funciones muy importantes: la primera es disuadir al ladrón y la segunda es notificar al propietario del negocio para que tome las medidas pertinentes.

Este tipo de accesorio de seguridad es ideal implementarlo de la siguiente forma:

  • Una sirena de alarma interior: Será la encargada de aturdir, asustar y distraer al asaltante para evitar que pueda hacer su labor con tranquilidad y en el mejor de los casos, inducirlo a que huya antes de concretar el robo.
  • Una sirena de alarma exterior: Avisa a las personas de la zona que se está produciendo un hecho delictivo dentro de las instalaciones. También cumple con otra labor muy importante que es informarle a los posibles ladrones, que el local cuenta con un sistema de seguridad y así disuadirlos para que no accedan al inmueble.

Es una buena idea complementar la sirena de alarma exterior con carteles disuasorios muy visibles, que adviertan que el comercio está protegido.

Es recomendable también instalar una sirena independiente. Si se activa y el ladrón trata de desconectarla, de igual forma no afectará a la central de la alarma que es la encargada de enviar la notificación al propietario, sobre el robo. Si por el contrario, el asaltante logra sabotear y desactivar la central, entonces la sirena independiente seguirá estando activa.

Sensores y detectores

Los sensores y detectores son aparatos electrónicos capaces de percibir diversas variaciones de magnitud, que son convertidas en señales y enviadas a la central de la alarma para que esta realice una acción específica. Son capaces de detectar: cambios de temperatura, movimiento, humos, roturas, inundaciones y mucho más. Ellos garantizan que ningún evento dentro del local pase desapercibido, desde la intrusión de un ladrón hasta un posible incendio.

Entre los sensores y detectores más comunes para la seguridad de los bares, están los siguientes:

  • Sensores infrarrojos: Este tipo de dispositivos hacen uso de la luz infrarroja para detectar cambios de calor en su campo de visión, como por ejemplo, en el caso de que un intruso se mueva por una habitación. Son ideales para usarse en escaleras y pasillos.
  • Sensores ultrasónicos: Cuentan con una tecnología de detección de movimiento más avanzada que la de los sensores infrarrojos. Utilizan una frecuencia de unos 30 kHz aproximadamente. El transmisor hace que las ondas reboten sobre todos los objetos de la habitación (muebles, paredes, ventanas, techo, etc.) y si hay una perturbación en estas, entonces saltará la alarma.
  • Sensores acústicos: Este tipo de sensores están capacitados para detectar la energía generada por cualquier tipo de sonido, incluyendo el de vidrios rotos. Por ejemplo, si un ladrón rompe un cristal para tratar de entrar al local sonará la alarma.
  • Sensores fotoeléctricos: Estos son otro tipo de sensores de movimiento que utilizan tecnología láser o rayos fotoeléctricos para la detección de intrusos. El haz luminoso del aparato va de un extremo al otro de la habitación. Si alguien lo atraviesa salta la alarma.
  • Sensor de humos: El dispositivo está conectado a la central de la alarma. Se encuentra siempre activo y cuando detecta la presencia de humo en el ambiente, emite una alerta sonora.

 

Otros consejos de seguridad para tu bar

 

Interior de bar de copas por la noche

  • Mantener iluminada la zona exterior de entrada al bar. Instalar las luces de modo que sean difíciles de alcanzar.
  • Tener mucha precaución a la hora de abrir y cerrar el establecimiento.
  • No acumular grandes cantidades de efectivo en el local.
  • Usar cristales de seguridad. Son muy efectivos para proteger tu negocio y disuadir a los ladrones.
  • Instalar cierre de seguridad antirrobos para las ventanas. Dificultará la entrada de los delincuentes, en caso de que logren romper el cristal.
  • Usar sistemas para el control de acceso a áreas restringidas. Esto garantiza un mejor control de los lugares en donde puede estar el personal.
  • Instalar alarmas silenciosas que, en caso de robo manden la respectiva señal a la central receptora de alarmas, para activar los procesos de aviso y así capturar a los ladrones lo más pronto posible.
  • La central del sistema de alarma es un elemento muy importante. Debe ser instalada en un lugar donde quede perfectamente oculta. Así será más difícil para los ladrones sabotear la seguridad del bar.
  • Una sólida estrategia para la protección de tu establecimiento es combinar varios accesorios de alarmas (CCTV, sirena, sensores y detectores) ya que estos elementos se complementan entre sí y logran un nivel ideal de seguridad.

 

 

 

 

 

 

¿Cómo contratar las alarmas para bares?

En nuestro país hay un gran número de empresas que ofrecen sistemas de seguridad para bares. Cada una cuenta con sus propios métodos de contratación, que pueden variar considerablemente, pero de forma general, siempre se ofrecen 3 opciones principales para contratar el servicio:

  • Por teléfono: Es el método más utilizado por su facilidad. Por este medio, un experto en seguridad lo asesora y le hace un conjunto de preguntas sobre la propiedad, para ayudarle a elegir la alarma ideal para su bar. Durante el proceso también se tramitará el contrato y se concertará la cita para hacer la instalación.
  • Online: A través de la página web de la empresa de seguridad se puede hacer la contratación.
  • Directamente en el establecimiento: Ellos podrán asesorarte en el mismo local que quieres proteger. Esto implica gastos adicionales.

 

Precios de alarmas para bares

Cada compañía de seguridad ofrece su propio precio de alarma para bar. Este varía, dependiendo de los requerimientos del cliente y de la cantidad de metros cuadrados que tenga la propiedad. Un coste de referencia para un bar de 150 metros, con una única entrada puede ser de aproximadamente 300 €, más una cuota de conexión de 30 € al mes.

La mejor recomendación es contactar a la compañía de seguridad que te interese y consultarles directamente los precios para el caso particular de tu local.

 

¿Deberías contratar una alarma para bar?

La respuesta es un contundente: Si. Dentro de este tipo de establecimientos hay mercancía de mucho valor, lo cual los convierte en blancos permanentes para los ladrones. La mejor manera de proteger tu inversión es tomando medidas preventivas de seguridad. Así podrá estar tranquilo, sabiendo que cuenta con protección en todo momento.